David Pastor: "Nunca ha habido tan buenos músicos de jazz y eso es debido a escuelas como el Taller de Músics".

Encuentros en la noche con David Pastor

David Pastor (@JazzDavidPastor) no es precisamente un músico emergente. El trompetista valenciano de jazz ya lleva a sus espaldas siete discos, una ristra de destacados festivales internacionales y nacionales y, aparte de sus propuestas personales, ha puesto música a cotizados artistas del jazz y otros géneros. Además acumula múltiples premios y reconocimientos entre los que se encuentra el de mejor solista de jazz en 2014.

Este mes publica el que es su tercer disco, New Tunes & Old Tunes, con su grupo Nu-Roots, una apuesta que recupera la tradición del blues y abre la puerta a la vanguardia, con creativas revisiones de standards, tintes electrónicos y piezas latinas, brasileñas y pop-rock, y que presentará en Madrid el próximo 28 de marzo en la sala Galileo.

¿Cuándo y cómo llega el jazz a tus oídos?

Desde bien pequeño siempre que escuchaba música dejaba cualquier cosa que estuviera haciendo y me quedaba prendado. Creo que fue a los 12 años cuando recuerdo escuchar por primera vez a Miles Davis y ahí empezó todo. Antes había escuchado algo y recuerdo el programa de TVE Jazz entre Amigos, que presentaba nuestro querido y recientemente desaparecido Cifu. Estos son los principales motivos para que hoy siga enganchado al jazz.

DP_6_

¿Cómo ves el panorama de la música jazz nacional en comparación con antes?

Nunca ha habido tantos y tan buenos músicos de jazz en nuestro país, y eso es debido a la labor incesante de escuelas como el Taller de Músics, de la cual, formo parte de su equipo docente.

 “Creo que fue a los 12 años cuando recuerdo escuchar por primera vez a Miles Davis y ahí empezó todo”

¿Cuál fue la primera idea que dio pie a New Tunes & Old Tunes?

A pesar de nuestras ideas vanguardistas, en el fondo seguimos siendo unos románticos, así que la idea de hacer un CD con las dos caras nos pareció un buen enfoque. Hacer una primera cara con composiciones propias y una segunda con versiones bajo la estética Nu-Roots nos ayudó a plasmar nuestra visión.

Este es tu tercer trabajo como Nu-Roots junto a José Luis Guart y Toni Pagés. ¿Para tocar jazz es mejor estar acompañado que en solitario?

Por lo menos es más divertido… si estás solo te aburres bastante (risas).

¿Cómo abordáis el proceso creativo?

Normalmente soy yo el que lleva el primer boceto de una nueva composición o una idea de cómo rearmonizar una canción para hacer una versión. A partir de ahí empezamos cada uno a añadir nuestros ingredientes y el resultado es Nu-Roots.

“Como dice mi amigo Andreu Buenafuente, del pasado no me acuerdo y el futuro no lo ha visto nadie”.

DP_7_

En este nuevo trabajo habéis apostado por recuperar la tradición del blues y abrir una puerta a la vanguardia, ¿qué nos vamos a encontrar?

Os invito a que vengáis el día 28 de marzo a la sala Galileo y lo comprobéis vosotros mismos, os aseguro que no os arrepentiréis. Cada concierto es distinto, tenemos interiorizada la tradición y la expresamos con nuevos lenguajes, mucho groove y efectos electrónicos.

Siete discos en total, varios premios, multitud de anécdotas con grandes músicos… ¿has hecho balance de lo vivido o prefieres dejarte llevar?

La verdad es que prefiero dejarme llevar… me gusta vivir el presente, como decía mi amigo Andreu Buenafuente, del pasado no me acuerdo y el futuro no lo ha visto nadie.

Además, eres profesor en LEscola Superior dEstudis Musicals del Taller de Músics y director de la Original Jazz Orquestra. ¿Qué te aportan estas experiencias en tus proyectos más independientes?

Para mí es muy importante compartir. Lo que hago tanto en la escuela como en la orquesta es enseñarles y compartir mi experiencia, y a cambio siempre aprendo algo nuevo, diferentes puntos de vista de cómo entender la música y cómo aplicar los conocimientos a nuestro día a día. 

DP_5_

¿Qué consejo les darías a los jóvenes que estén intentando sacar su primera maqueta?

Que sean meticulosos y exigentes consigo mismos y sobretodo respetuosos con la música que hagan, que no dejen nada a medias, que pongan todo su empeño en hacerlo lo mejor posible, porque nunca se sabe a quién puede llegar esa maqueta.

Como marca de la casa, ¿qué te gustaría que estuviera abierto toda la noche?

A mi me gustaría que todo estuviera abierto toda la noche, se podrían hacer turnos y podría ser una manera interesante de crear nuevos puestos de trabajo. Hacer de este país una gran New York. ¿Por qué no?

Leave a reply