DuMMie: "Queremos crear canciones con las que la gente se pudiera identificar".

Encuentros en la noche con DuMMie

No es por ponerme melindroso, pero lo que más me gusta de entrevistar es cuando descubres un proyecto nuevo y verdadero que consigue redimir otras tantas penurias que también conlleva el periodismo. Ya sea una obra de teatro, un cortometraje o un grupo de música como en este caso, la sensación siempre gratifica. Y más en esta época en la que la farsa corre por la tinta del periodismo cultural. Eso fue lo que sentí cuando conocí a DuMMie, mejor dicho, cuando Susana Zorraquino (@SUSSH_z), responsable de comunicación de Cultura Inquieta (@culturainquieta), me los descubrió. Desde esta tinta, gracias Susana.

spotydummieAunque no te suene el nombre, DuMMie es una banda madrileña compuesta por cinco talentos que llevan a sus espaldas muchas experiencias, entre las que destacan muchas noches aullando a la Luna con Quique González. Con su apuesta por mezclar ritmos de jazz, pop y sobre todo muchas historias que contar y con las que te sentirás identificado, intentan alejarse de la correosa oferta comercial de una industria musical que, haciendo un guiño a una de sus  canciones, parece viajar a ninguna parte.

El pasado 8 de abril asistí a la presentación de su trabajo Un jardinero en la Antártida en la Sala Galileo Galilei (@salagalileo). Ademásel grupo madrileño también presentaba a su nueva formación: Alejandro Serrano (voz, fiscorno y trompeta), Goiko Martínez (batería), Óscar Fernández (contrabajo), David Schulthess (piano) y David Carrasco (saxo y hammond) tocar. Después del gran directo que se marcaron, tan sólo puedo decir que la dosis de energía y crítica sobre la situación cultural fue tal que cuando llegué a casa no podía dejar de aporrear el teclado del ordenador. De nuevo desde esta tinta, gracias DuMMie.

Termina el concierto, la noche se abre y arrancamos la entrevista…

Os definen como grupo de jazz, pop, un proyecto innovador… ¿qué nos vamos a encontrar en las canciones de DuMMie?

Queríamos contar historias con nuestra manera de hablar de todos los días, historias con las que la gente se pudiera identificar. Le hemos dado mucho peso e importancia a esto. Creo que no es muy habitual escuchar este tipo de estilo cantado en nuestro idioma. Queríamos hacer un proyecto en el que se respirase jazz, en cuanto a armonías y arreglos. El lenguaje, el código de ese tipo de fraseo, pero siempre desde un punto de vista más accesible, de canciones.

Habéis pasado de ser dos a cinco, ¿cuándo decidisteis que necesitabais aumentar la familia?

Realmente pasamos de ser cuatro a ser cinco. David Schulthess y Oscar Fernández están en el proyecto desde el principio, junto a Goiko Martínez y a Alejandro Serrano. La incorporación ha sido de nuestro saxofonista y teclista David Carrasco, aunque ya grabó el disco con nosotros. Ha conseguido cerrar el sonido de la banda y aporta mucho a la formación actual.

¿Cómo valoráis el cambio?

Extremadamente positivo.

Este es el primer concierto de la nueva formación, ¿sentís como si fuese el primero de la banda?

Las nuevas sensaciones como grupo están siendo increíbles. Nadie debería perderse el directo de este grupo.

La grabación de Un jardinero en la Antártida fue en directo en una playa de San Vicente Do Mar (Pontevedra), ¿cómo fue la experiencia?

El disco en sí es una anécdota increíble. Montamos un estudio improvisado en la sala de conciertos del Naútico, en O’Grove, a pie de playa. Imagínate estar grabando en el paraíso durante una semana… Fue muy especial encerrarnos como grupo en un entorno así para grabar un primer disco. Allí grabamos trece canciones en sesión tanto en audio como en vídeo. Todos los temas tienen su correspondiente vídeo en Youtube.

A pesar de la serenidad que aporta el estilo del jazz a las canciones, vuestro trabajo es también una crítica. ¿Qué es lo que más rabia os da del panorama cultural?

La falta de ayudas para proyectos interesantes, en cualquier ámbito artístico. Que esté desapareciendo la rama artística en las escuelas, y el IVA castrador que tenemos. La programación absurda de Telecinco y que ese sea el reflejo de gran parte de la población de un país.

Desde vuestro punto de vista, ¿falta arriesgar más en la industria musical?

Nosotros creo que lo hacemos, y eso es lo importante, lo que hagan los demás no tiene que importarnos. No hay una etiqueta a la que agarrarse para sentirse seguros y estamos intentando hacer música de calidad, sin pensar a quién va dirigida o cómo ganar dinero. Si lo demás tiene que llegar, llegará.

Habéis grabado dos canciones con Quique González, ¿qué tal la experiencia?

Quique es amigo desde hace años y músico al que admiramos. Para nosotros ha sido un referente a la hora de escribir canciones en nuestro idioma. Ya colaboramos con él hace años en la gira de Daiquiri Blues, pero esta vez hemos compartido canciones de tú a tú y ha sido precioso.

 ¿Qué podéis contarnos de vuestros proyectos futuros?

Queremos tocar y tocar con DuMMie, y nos gustaría seguir grabando más temas para Choque Frontal, un proyecto de “dúos” con artistas que admiramos que hemos arrancado con Quique González.

Y como pregunta de la casa, ¿qué os gustaría que estuviera abierto toda la noche?

La cervecería artesana “El Pedal”, en la calle Argumosa 33 en Lavapiés.

Leave a reply