Natalia Montoya (Cortogenia): "Tenemos la necesidad de crear y contar historias"

Encuentros en la noche con Natalia Montoya (Festival Cortogenia)

Hay estudios que dicen que el jueves es el mejor día para hacer el amor. Pobres los que sigan estos consejos a rajatabla y no disfruten del placer del sexo sin dar importancia al día, hora, minuto y segundo. Siento ser  escéptico ante este tipo de estudios que sólo sirven para gastar dinero y ganar likes en Facebook, pero para mí los jueves son de Cortogenia (@Cortogenia). El día perfecto para comenzar el fin de semana disfrutando de una buena dosis de cortometrajes en los Cines Capitol de la Gran Vía madrileña. Y que decir de la cerveza de después en el Costello Bar (@CostelloClubMad).

cuerpo-general-presentacion

El pasado 26 de marzo arrancó la XVI edición del festival más famoso de la capital, y como siempre la sala tuvo un lleno absoluto. Debe ser que no soy el único que no hace caso de los estudios tipo Facebook. Hace tiempo que nos rondaba por la cabeza el realizar una entrevista a los organizadores de Cortogenia, pero el tiempo y espacio parecían estar en nuestra contra. El motivo de nuestro deseo es que el festival es un claro reflejo de cómo mantiene el éxito un proyecto emergente después de tanto tiempo, incluso cuando no existían las redes sociales. Tiempos de una galaxia muy, muy, muy lejana…

Finalmente los astros se alinearon y por fin llegó el día. Irene (@IreneNaranjo)(mi compañera y mano derecha en Abierto Toda la Noche) y servidor esperábamos a Natalia Montoya a golpe de cocktails de Brandy Magno con  ginger ale. Todo un descubrimiento para abrir la noche. Natalia es una de las responsables y fundadoras del festival (por cierto, de nuevo felicidades por la reciente maternidad). Buscamos en la segunda planta un lugar tranquilo alejados del bullicio en el que poder hacer la entrevista. Y, ¿qué mejor que hacerlo delante de un antiguo proyector de cine? Comenzamos la entrevista…

cuerpo-entrevistada

Cortogenia es una iniciativa que lleva 16 años en activo, ¿cómo surgió la idea?

La idea surgió como una forma de estrenar nuestros propios cortometrajes, todos venimos del sector de la producción de películas. Llegó un momento en el que nuestros amigos nos pidieron participar estrenando otros cortos y poco a poco fuimos conformando el formato del evento, con premios, con jurado… El objetivo siempre ha sido fomentar el mundo del cortometraje, que sea una ventana más de exhibición.

Con todos los cambios de formatos de vídeo que estamos viviendo, ¿creéis que el cortometraje sigue siendo la mejor vía para dar a conocer a nuevos talentos?

Es el paso natural de todo realizador. Antes de embarcarte en una película tienes que aprender con formatos más pequeños. Es una plataforma importante de cara al futuro.

Antes el cortometraje contaba con más apoyo de las Administraciones Públicas que ahora…

Ahora también se reciben ayudas. Es cierto que hubo una época en la que en los cines podías ver un cortometraje que se proyectaba con la película, pero no duró mucho. Tampoco creo que la sala sea el sitio natural para ver los cortos, para eso estamos los festivales y determinados programas de televisión. Hay muchos programas como Madrid en corto que apoyan el cortometraje y lo subvencionan.

“Recibimos cerca de 1.000 cortos al año de los que seleccionamos 25”

cuerpo-presentador

¿Qué han aportado las nuevas plataformas como YouTube y Vimeo al mundo del cortometraje?

Todo lo que sea abrir ventanas a nuevos talentos del cine es estupendo. Los cortos van a seguir existiendo siempre porque la gente tiene esa necesidad de crear y contar historias, y cuando no tienes los medios como una productora fuerte terminas por buscarte la vida. Al final lo haces.

¿Cuántos cortos recibís?

Más o menos el 90% de los cortos que se producen en España, cerca de 1.000 cortos al año de los que seleccionamos 25.

¿Cómo es el proceso de selección?

Hay un Comité de Selección que analiza todos los cortos y establecen los filtros para escoger los finalistas.

¿Ha evolucionado positivamente la calidad del cortometraje con el paso del tiempo?

Siempre te encuentras con trabajos impresionantes, gente que ya ves que va a ser un buen director, profesionales jóvenes con mucho talento. Si es cierto que el corto tuvo su época dorada entorno al año 2000, fue una etapa muy buena. En la década de los 90 estaba de moda tener una banda de rock y a partir del 2000 era hacer un corto. Todos los años hay cortos muy buenos, no te podría decir si ha subido la calidad, siempre hay proyectos espectaculares.

¿Y habéis notado un incremento de interés del público por este formato?

Al principio nos costaba más llenar las salas con cortos de Madrid, pero ahora es al contrario, no nos cuesta nada. Nos ha ayudado mucho la promoción en redes sociales, se ha creado una comunidad entorno al festival con muy buena respuesta.

Aunque podemos adivinar la respuesta, como marca de la casa, ¿qué te gustaría que estuviera abierto toda la noche?

Un maratón de Cortogenia que durara toda la noche con los trabajos más potentes de estos 16 años y churros con chocolate para desayunar (risas).

Fotografía de Irene Naranjo.

Leave a reply