PhotoEspaña 2016, Centro Centro Cibeles

Este verano las salas se llenan de fotografías

El pasado 3 de junio, PhotoEspaña (@photoespana) en su XVIII edición volvió a adelantarse unas semanas a la época estival estableciéndose en la capital, alrededores y más allá. En total, 101 muestras estarán repartidas por diferentes puntos de la geografía española, una buena excusa para escapar del castigo veraniego que se avecina y pasar algún que otro rato al fresquíbiri del aire acondicionado.

Aprovechando este gran evento fotográfico, estuvimos en la presentación de dos de sus principales exposiciones en CentroCentro Cibeles (@CENTROCENTRO5CS), ambas pertenecientes al tema central de esta edición de PHE: la producción fotográfica latinoamericana.

Latin fire. Otras fotografías de un continente. Colección Anna Gamazo de Abelló.

“Juntos pero no revueltos” es la premisa de la que parte Latin Fire: más de 180 fotografías que tratan de dar una visión homogénea de un continente hecho de mil pedazos para sacar como conclusión lo imposible de englobar bajo el mismo denominador común al espíritu latino. Son 52 artistas de ocho países diferentes los que forman parte de este mosaico de múltiples formas y colores, invocando ciertos rasgos compartidos que se tejen a través de temáticas candentes en la región, así como el carácter apasionado, ardiente y arrebatado de los latinos, listos para estallar ya sea por una causa tan banal como la rumba, la vida nocturna y el alicoramiento; o por motivos tan serios como los compromisos sociales y políticos.

Es por esto que la exposición se divide en dos secciones, que pese a ser diferentes en su contenido, parten de la misma raíz.

  • Fuego agrupa fotografías de la vida colectiva donde la muchedumbre estalla para enfrentarse y cambiar situaciones, insostenibles en la mayoría de los casos, sociales y políticas. Se muestran escenas de la revolución cubana, de la guerrilla en Venezuela en los 60, o de la vida cotidiana bajo las dictaduras en Chile y Argentina, en Lima bajo la amenaza de Sendero Luminoso; hasta la serie Desaparecidas que Maya Goded realizó en 2005 en Ciudad Juárez, Méjico.
  • Con el diablo en el cuerpo, segunda parte de la muestra que toma su nombre de una canción de la artista cubana La Lupe, revela el carácter desenfadado que busca afirmarse en lo contra-cultural, o simplemente desfogarse en sus experiencias, sean de vida o muerte.

Para Wills y Fabry, comisarios de Latin Fire, esta selección fotográfica propone en sus cruces que el ser latino tiene en su carácter esa posibilidad de asimilar la vida social de ocio escandaloso con una efervescente vida social política y activista, pues ambas surgen de una misma raíz cultural y emocional. Nada tienen que ver con lo racional: se mueven a un nivel mucho más instintivo. Son imágenes cargadas de una energía común basada, ante todo, en una actitud de resistencia.

Esta muestra forma parte de Mecenazgo al servicio del arte, una interesante iniciativa del centro que acerca al público destacadas colecciones privadas. Hasta el 13 de septiembre en CentroCentro, entrada libre.

Develar y detonar. Fotografía en México, ca. 2015

Acotamos un poco más el territorio para quedarnos en México. País inmenso, cambiante y con enormes contrastes: de excesos, de faltas, de alegrías y penas, de barrigas inmensas y bracitos desnutridos, de vastos paisajes y de cirugía plástica. 52 autores de diversas generaciones – el más joven del 92 -, territorios, etnias y estratos sociales se encargan de ser nuestros ojos. Confluyendo para dibujar un mapa complejo, contradictorio e inquietante de este México contemporáneo.

“Esta exposición colectiva hace una revisión de la producción fotográfica en la actualidad y plantea abrir la fotografía a reflexiones y diálogos. Por un lado, develar nuevas formas de mirar y producir imagen, y por otro, detonar una reflexión sobre la imagen fotográfica contemporánea.”

El montaje es un tanto especial. En palabras de Gerardo Montiel Klint, uno de los comisarios de la misma, la intención es que la exposición parezca un gabinete de las maravillas antiguas, pero moderno. “Algo así como un recorrido iniciático, tratar de buscar nuestra propia Medusa, nuestro propio Minotauro del laberinto”. Se combina la fotografía dura de prensa con la artística. “Para nosotros todo es imagen”. Se trata de una estructura multiformato. Fíjense bien dónde pisan.

Se podrá ver hasta el 30 de agosto, en la 5ª planta del centro, con acceso gratuito también.

Fotografía de portada: Jorge Vall. Sin título, de la serie Letreros que se ven, Caracas, ca. 1978. © Jorge Vall

Leave a reply