KikeKeller: entre arte y cervezas

Fotografía de Natalia Apezetxea
Fotografía de Natalia Apezetxea

En la Corredera Baja de San Pablo se oculta uno de los rincones más especiales de la capital. A caballo entre el Teatro Lara y el Clarita, donde suele terminar en cañas el público del teatro, se encuentra la mágica tienda de diseño. Sí, tienda. Detrás de una amplia cristalera se divisan diferentes lámparas, alguna que otra mesa, un armario, espejos… Parece una enana galería de esas que no sabes muy bien para qué sirven.

La primera vez que entré, hace ya tiempo, fue porque una amable señora nos invitó a echar un vistazo. Más por educación y curiosidad que por ganas, entramos. No parecía ser la zona, el momento, ni el target para comprar muebles de diseño. Sin embargo, después de enseñarnos unas curiosas lámparas con forma de mosca, insistió en que siguieramos avanzando por una puerta abierta, y viéramos el resto. Para nuestro asombroso, al final de la sala había una barra. ¡Sorpresa! Estábamos a la vez en un bar. Un bar donde la cerveza más barata te cuesta 4€. Pero oye, la sacas tú de una nevera y tienes para elegir desde lo más hipster del momento como Cibeles, La Vírgen, o Modelos, hasta lo más mainstream como Heineken y Mahou.

 

Fotografía Natalia Apezetxea
Fotografía Natalia Apezetxea

Cosas que molan de KikeKeller:

  1. Un bonito y original espacio.
  2. La lampara hecha de bolis bic.
  3. La gente guapa.
  4. Los camareros llevan falda.
  5. Puedes comprar lo que quieras, desde la silla en la que te sientes a las mesitas con forma de pieza de puzzle tan monas.
  6. Creatividad al poder. Hasta en el baño.

Cosas que no molan tanto de KikeKeller:

  1. El precio. Ya sean bebidas o muebles.
  2. Está empezando a ser demasiado conocido, con la consecuente pérdida de su clandestinidad que tan especial lo hace.
  3. Los fines de semana se llena demasiado. Y con la nueva ley de aforo, puede que tengas que esperar en la puerta, si es que esperas, a que se vacíe.

Más información: http://www.kikekeller.com/

Leave a reply