Havana 7. Historias que cuentan

La noche va de entrevistas

Definir qué es una entrevista es, para mí por lo menos, uno de esos grandes misterios universales, tan complicado como los conceptos de la amistad, la muerte o la nacionalidad europea en el cerebro de Mariano Rajoy. Es el formato preferido de la profesión, la niña bonita, y quizás por eso, en el terreno del contacto directo, cada periodista tiene su librillo. Eso sí, como norma general e inviolable, una entrevista debe ser un proceso de aprendizaje, tanto para el entrevistado como para el entrevistador. Si no, mal vamos.

“Creo que las entrevistas son la nueva forma del arte. Una autoentrevista es la esencia de la creatividad”. Jim Morrison

La pasada noche del 10 de marzo asistí invitado a un nuevo encuentro del ciclo Havana 7: Historias que cuentan. Esta vez la cosa iba de entrevistas. El arte de conseguir abrir la Caja de Pandora del entrevistado para que comience a fluir un diálogo que merezca ser escuchado, leído o visto. Y no, no me refiero a saber si ha pasado la noche en una cama giratoria con un elefante y un enano. Morbosidades en la puerta. Me refiero a ENTREVISTAS de verdad.

A pesar de que para muchos una entrevista es una conversación de late nigth entre dos personajes más insípidos que el agua, en este país se han hecho y se siguen haciendo buenas entrevistas. Incluso hemos tenido nuestro propio Nixon vs. Frost, con un Iñaki Gabilondo poniendo contra las cuerdas al entonces Presidente del Gobierno Felipe González a consecuencia del caso GAL.

Sentado en el centro de La Estación. Gran Teatro Principe Pío, la noche se amenizaba con las historias de David Jiménez (Director de EL MUNDO), Olga Viza, Montserrat Domínguez (Directora de la edición española del Huffintong Post), Fernando Sánchez Dragó – que andaba un tanto despistado -, y una buena dosis de exóticos cócteles de ron. Esperas eternas para entrevistar al Dalái Lama, la primera vez con la Caballé, políticos que se van de rositas… Pero sobre todo, hablaron del gran valor que puede ofrecer una entrevista: descubrir historias desconocidas que son más interesantes que protagonizar cualquier gobierno, película taquillera o álbum del momento.

Llegados a este punto, no voy a decir cómo debe hacer uno las entrevistas. Lo primero que no soy quién, y lo segundo, allá cada uno con su tono, estilo y técnica. Lo que sí me permito es contar lo que espero de una entrevista cultural, y que mejor que con ejemplos.

4 entrevistas de periodismo cultural

Madrid sobre los Burning por Alfred Crespo

Una vez leí en la puerta de un baño de un bar mientras… Una vez leí en la puerta de un baño de un bar la frase “EL ORIJEN DE LA REVOLUCIÓN ESTA AKI” – menos mal que lo importante estaba bien escrito -. Interpretaciones aparte, el indagar sobre el origen del entrevistado es parte fundamental en una entrevista. Conocer de dónde viene, qué hitos han marcado su carrera – buenos y malos -, qué opina sobre otros aspectos de esta mundana vida… Alfred Crespo se sumerge de esta forma en los inicios, éxitos y declives del rock español para desvelar en el libro Madrid la obra y vida de sus Satánicas Majestades de Malasaña. Es decir, los Burning. Un glorioso relato en primera persona de cómo detrás del rock, del glam, los pantalones pitillos y las agujas del infierno, había una intención de cambiar las cosas. Recuerdos del pelo largo.

Entrevista a Norman Mailer por Mark Binelli

Es de asumir que un porcentaje bastante considerable de una buena entrevista recae en el encanto, habilidad y boca chancla – en el buen sentido de la expresión – que tenga el entrevistado. Y si se da el caso de que el susodicho es un tipo como Norman Mailer, el resultado puede llegar a ser un tornado de verdades que derrumba al más gallo del corral. En una de las últimas entrevista que ofreció antes de morir (40 aniversario de la revista Rolling Stone, 2007), el escritor se explaya a sus anchas soltando frases tan incendiarias como “un republicano no diferenciaría a Jesucristo aunque estuviese meando a su lado”; “a lo que a mi respecta, George Bush es un terrorista”; o “Nixón era un hijo de puta cuya vida interior posiblemente oliese a meado”. Me imagino a Binelli, sentado y pensando que esta frente a una vieja gloria de la literatura, un tipo inofensivo que se mantiene en sus últimos momento y… ¡PUM! Rebel, rebel…

Diario de una entrevista en Mundo-Bosé por Kiko Amat

Como en las viñas del Señor, en esta profesión te puede tocar entrevistar a todo tipo de personajes, y por desgracia los Mailers no proliferan en este planeta. En estos casos en los que crees que es mejor despedirse del mundo a lo Hemingway antes que publicar nada, siempre quedará jugar con el formato. El continente es tan importante como el contenido. Y esto no sólo requiere de nuevos recursos que hagan de la lectura una experiencia inolvidable – en serio, recomiendo ver el ejemplo de National Geographic -, si no también en la propia estructura del texto. En Diario de una entrevista en Mundo – Bosé, Kiko Amat se pone sus botas de botar para narrar cómo fue el proceso de entrevistar al cantante Miguel Bosé. Encargos, primeras decepciones; una lista de cosas que sabes del artista, segundas decepciones; establecer primeros contactos con el séquito que rodea al personaje, terceras decepciones; entrevistas por teléfono – un método tan odiado en la profesión como el recurso de “mejor por correo electrónico -, cuartas decepciones. El resultado es una divertida crónica en la que, a falta de un personaje del que extraer chicha, buena es la creatividad del periodista.

Lecciones de cine por Lauren Tirard

Últimamente he de reconocer que siento cierta adicción por los libros de entrevistas, especialmente los que tienen el objetivo de destripar al mundo del cine. Actores, directores, fotógrafos, guionistas… Sea lo que sea, me lo fumo con bastante facilidad, y aquí Peter Bogdanovich suele interpretar el papel de mi camello. El cineasta Laurent Tirard desarrolló una serie de entrevistas a los directores de cine más top (Martin Scorsese, Pedro Almodovar, Sidney Polac…) en su libro Lecciones de cine: clases magistrales de grandes directores explicadas por ellos mismos. En él, el propio proceso de aprendizaje del entrevistador traspasa al lector, aunque es cierto que podríamos clasificarlo como contenido altamente recomendable para un friki como yo.

Fotografía de la película Frost contra Nixon (Ron Howards, 2008).

NUESTRAS ENTREVISTAS

Leave a reply