Planes atractivos que no estan reñidos.

Teatro y tapas: el matrimonio perfecto

¿Teatro? ¿Tapas? Dos planes de lo más atractivos que, a partir de ahora, no tienen porque estar reñidos.

teatrapea-3Una tosta de jamón y una obra de teatro, por favor. Así más o menos será lo que pidas si te decides a formar parte y disfrutar de Teatrapea, un nuevo microcircuito de microteatro que combina cultura y gastronomía en los madrileños barrios de La Latina y Chueca, de jueves a domingo.

La propuesta parte del grupo de restauración Vinotium y, cómo no, son dos de sus locales los reconvertidos en sala de teatro para la ocasión: el Pizkolabi, en La Latina (Almendro, 27), y Toma Jamón, en Chueca (Plaza Vázquez de Mella, 11) y en La Latina (Tabernillas, 23).

Dos tabernas en las que no sólo deleitarnos en el buen yantar sino que esconden en su planta baja un escenario con tres obras (de momento): Durante el mes de octubre, en Pizkolabi, se ha programado “Tapas-Z”, un texto que nos enfrentará a un apocalipsis zombi, nada más y nada menos.

En Toma Jamón, la propuesta es doble. Los jueves y los viernes, “Ponys”, una obra sobre tres amigas que deciden empezar el año a lomos de sus “ponys”, aquellas cosas que les marcaron de por vida siendo pequeñas; y los sábados y domingos, “Madre bio-ilógica”, la historia de un escritor que va a conocer a su madre biológica en directo en un programa de televisión.

Los precios, tan variados como los temas de sus obras de teatro: Desde 6 euros con consumición a ofertas para dos personas, con entradas y una botella de vino por 16 euros y para cuatro (cuatro entradas y botella de vino también incluida por 24 euros). Las entradas pueden reservarse a través de Internet y se abonan en el propio local, antes de comenzar la función.

Una curioso propuesta en la que se unen teatro y tapeo, dos de los grandes placeres de la vida. Así que… Ya sabes, lánzate y teatrapeas.

Leave a reply