Álbum Paramales>, Xoel López

‘Paramales’, un disco más urbano y menos de playa y porrito

“Cuando escribo canciones lo último que espero es tener que contarlas”. 

Empieza la presentación, y Xoel López no tiene más remedio que poner palabras a Paramales, su último álbum que hoy sale a la venta. Cercano, el cantante se esmera por crear un ambiente íntimo para la rueda de prensa sin dejar escapar detalle. Lo flanquean en este salón del Gymage Theater, su manager Joaquín Martínez y el productor musical Ángel Luján.

Nos encontramos ante su segundo trabajo fuera del sello Deluxe. Se trata de  un disco con muchos picos y aristas, reflejo de múltiples estados de ánimo y fruto de las diferentes raíces de las canciones que en él se incluyen, escritas durante etapas muy variadas. Pero toda esta divergencia encuentra una homogeneización gracias a la producción musical. “Me atreví más que nunca, eso creo”. El gallego se arriesga y prueba con nuevos sonidos, nuevos estilos y nuevas fusiones. Ejemplos son el mestizaje de A serea e o mariñeiro, canción que canta en gallego y cuyo resultado es un sonido afro-galáico, o los tintes flamencos y de bolero con acento porteño de fondo de La casa hace ruido cuando no estás. También recupera señas de identidad de etapas anteriores, incluso de sus inicios, como las guitarras eléctricas o, en cuanto a lo lírico, en el single Todo lo que merezcas deja ver su lado más Deluxe.

Xoel López

El estilo de este disco podría denominarse como retro en cuanto a la selección de instrumentos, pero contemporáneo en la realización. Luján agradece a Xoel el hecho de haberle dado gran libertad para experimentar y arriesgar en cuestiones de sonido, como jugar con las panorámicas (colocando la batería a un lado, el bajo en otro, por ejemplo) buscando la grandeza en las mezclas. Una reminiscencia de la manera de grabar en los 50, aunque en aquél entonces se trataba de limitaciones técnicas en lugar de opciones creativas.

A la hora de defender ‘Paramales’ en directo se presenta un gran reto, ya que es un disco de estudio donde se ha llevado la producción bastante lejos. No obstante, la intención es respetar todo esto llegado el momento de ponerse encima del escenario. Para ello contará con seis músicos, incluido él mismo, aunque también habrá un formato de directo acústico donde Xoel tocará solo con su guitarra. Podremos ver el resultado de todo esto a partir del 4 de junio en la Joy Eslava de Madrid, continuando en los festivales Contempopránea (5 y 6 de junio), PortAmérica Rías Baixas (16 a 18 de julio) o Sonorama (12 a 15 de agosto).

El proceso creativo de ‘Paramales’ ha durado tres años. Empezó cuando él todavía vivía en Buenos Aires, siguió a caballo entre la capital argentina y su Coruña natal, y finalmente llegó la etapa madrileña, que dura ya año y medio. Este disco es como un fundido (cinematográficamente hablando) desde su anterior trabajo, Atlántico, puesto que incluye cosas de su pasado al otro lado del charco, mientras busca conclusiones aquí. De hecho, el tema que abre el disco es Patagonia.

“Mi música es el lugar donde todo tiene cabida”.

La portada del álbum ha sido diseñada por el argentino Pablo Font, y juega deconstruyendo y redefiniendo la palabra Paramales: antídoto contra los males; PAR – AMA –LES: ama a tu par, ámales. Además afirma que esta portada supone un cambio en lo referente a su ego, puesto que a diferencia de sus tiempos como Deluxe, aquí no aparece su imagen. Esta evolución “antiego” empezó a gestarse en ‘Atlántico’ (cuya carátula también fue diseñada por Font), donde salía con una máscara.

A sus 37 años, Xoel es consciente de haber convertido los pájaros en la cabeza que tenía un niño de provincias en sueños reales. Como despedida, una guitarra y dos de sus nuevos temas sobre el escenario: Sol de agua y Patagonia. Aplausos.

“No me imaginaba que iba a estar viviendo de la música”.

Xoel López

Leave a reply